Kiko Jiménez y Estela Grande son de los grandes protagonistas de esta edición de GH VIP. A pesar de entrar en la casa con pareja entre ellos ha surgido algo más que una amistad. Así, las reacciones ante el llamativo flirteo de los concursantes no se han hecho esperar.

Son muchos los que han hablado al respecto, pero son Sofía y Diego las auténticas víctimas de esta incipiente historia de amor. Una amistad que podría haber ido a más, sino fuera por la expulsión de Kiko Jiménez el pasado jueves. En cualquier caso, ni Kiko ni Estela son los primeros que se enamoran en un reality a pesar de tener pareja. A lo largo de la historia de Gran Hermano han existido otras sonadas rupturas amorosas.

Una de las que más se recuerdan fue la de la ganadora de GH 12, Laura Campos. La concursante decidía romper desde el confesionario con su novio Samuel con quien se acababa de comprar un piso e incluso se iban a casar. Marcelo Ciriaco o, como ella le llamaba El Malaguita, fue el detonante de su ruptura. Aunque la historia de Laura y Marcelo no fue más allá del concurso.

Otra de las recortadas es la que protagonizaron un año después, en GH 12+1, Hugo y María. En este caso, era él quien tenía novia, pero el amor que sentía hacía la joven andaluza tuvo más peso. Ellos comenzaron dentro de la casa, pero no así Juanma y Azahara que esperaron a salir de GH 15 para iniciar su romance.

también se han dado situaciones en las que las relaciones externas pendieron de un hilo. Marta López y Coyote Dax fueron dos de los concursantes que participaron en El Reencuentro. Allí, demostraron tener mucha complicidad. Tanto que, Lili, la mujer del intérprete de No rompas más, estuvo apunto de «romperlo» todo.