Estamos seguros que no lo has escuchado nunca, pero este truco de belleza japonés es tan sencillo que solo necesitas un cuenco de agua muy fría. Después ya solo tienes que disfrutar de tu maquillaje intacto durante horas.

Tenemos que reconocerlo, en lo que a belleza y bienestar se refiere, las japonesas se encuentran muy lejos de nosotros. Empezando por la rutina facial diaria de Marie Kondo, siguiendo por el mítico Kobido (un masaje japonés efecto lifting que quita 10 años de encima) terminando por el método infalible para perder peso utilizando la respiración, sí , lo estás leyendo bien, respiración de forma consciente.

Kobido (masaje facial)

¿Cuáles son los pasos? En primer lugar, utiliza el primer y tu base de maquillaje habitual. Después para mejores resultados, aplica polvos traslúcidos y ahí va el alto en el camino, sumerge el rostro completo (de frente a barbilla) en el cuenco de agua fría unos 30 segundos. Seca con mucha suavidad la cara y ya solo tienes que seguir con los siguientes pasos del makeup: ojos, mejillas, labios.

Algunas famosas como Kate Moss o María Bernad pasan un hielo por su rostro cada mañana ya que el agua fría despierta, tonifica, suaviza, activa la circulación sanguínea del rostro y miniza los poros de la piel. Lo que no sabíamos es que utilizada de esta forma, sella el maquillaje y lo convierte en uno larga duración para esos días de trabajo en los que evitar el rostro cansado se convierte en un deporte de alto riesgo. Ahora ya solo queda probarlo.