Kiko Jiménez tiene muy claro que va a beneficiarse económicamente de todo lo que ocurra. De este modo, el joven comenta que “Sofía me insultó en el debate y creí que ya estaba soltero. Me dolió muchísimo. Fue una humillación y una falta de respeto. Creía que esto iba a ser más fácil de superar. Cuando terminó el programa, ella se fue a su casa y yo a la mía”.

Tras su reencuentro afirma que “Fue muy forzado. Cuando me besó pensé en apartarme. En ese momento no me apetecía pero no quería empeorar las cosas y cedí…”.

Beso tras el reencuentro de Kiko y Sofía

Sobre lo que pasó el verano pasado dice que “mi madre temía que acabara en la cárcel como mi padre. Llevo el apellido de mi madre en homenaje a ella”.

Parece ser que Kiko no duda en criticar a Gloria Camila y en iniciar una posible reconciliación con Sofía. El único problema es que si tenía algo de credibilidad la perdió tras su paso por Gran Hermano.

Ahora hay que seguir llenando el bolsillo y estirar el chicle lo máximo posible. Habrá que ver si alguien no termina harto de tanta repetición de las mismas situaciones. El tiempo no engaña, y ya nos dirá que les espera.