Mari Cielo Pajares ha aparecido de nuevo en los medios de comunicación la misma semana en la que su padre mostraba sus memorias. ¿Es coincidencia? La actual escritora ha comentado que en 2017 experimentó un accidente fatídico.

Me rompí el cráneo y el pubis, estaba en la UCI y mi padre ni vino. Me dijo que no se encontraba bien de salud, por su espalda, pero en el tiempo que estuve en el hospital se fue de vacaciones a Marruecos. No me esperaba que fuera a venir, bueno sí me lo esperaba pero no me lo quería creer…”

Mari Cielo Pajares en un evento

De su padre indicaba que “psicológicamente machaca mucho porque enjuicia demasiado. No me dice lo bueno pero sí se queja de las fotos que subo a Instagram, él que fue rey del destape”.

De la presentación de las memorias del antedicho reconoce que “después de un año sin hablar me mandó la invitación al móvil como una más, sin preguntar cómo estoy. Mi padre no existe para su hija actualmente. Mi padre tiene un carácter difícil y no creo que sea feliz, cumplir sus expectativas no es algo lógico. No me he sentado aquí para darle un disgusto a mi padre, pero la relación con él es muy complicada».

Parece ser que se ha sentado para cobrar y sacar los trapos sucios de la familia. ¿No sería más recomendable resolver esto por privado?